Tras el escándalo, ¿Facebook podría desaparecer?

La situación de Mark Zuckerberg y Facebook se ha complicado debido a las acciones de la empresa Cambridge Analytica que utilizó los datos recopilados de miles usuarios para favorecer la campaña electoral de Donald Trump en el 2016. Por lo que Estados Unidos, Inglaterra y Europa han decidido tomar cartas en el asunto para proteger la seguridad de sus ciudadanos. Como nos informa el artículo de Huffpost.

Esto pone en riesgo el modelo de negocio que ha surgido en las rede social: la publicidad digital. Las cuentas de las empresas que se administran en Facebook también se valen de dicho algoritmo que recolecta la información de comportamiento de los usuarios. De esa forma se les recomiendan las publicaciones de dichas marcas y así generan el engagement que necesitan.

Facebook, un canal de comunicación eficaz para las empresas

Muchos están suponiendo que debería cerrarse la gran red social; sin embargo, existe un trasfondo económico de inversión muy grande entre empresas que no están buscando manipular a los usuarios. Simplemente, crean un canal de comunicación con ellos para presentarles su ideología, productos y servicios. Así como una atención directa al cliente, vía digital.

Esto ayuda a muchas empresas a generar una identidad de marca y compartirla con los usuarios. Facebook ha sido una herramienta muy eficaz para el branding y el desarrollo del e-commerce, que está incrementando sus operaciones hoy en día. Al igual que a numerosas marcas locales y emprendedoras a abrirse un camino en el mercado actual. Ya que es un espacio publicitario mucho más accesible y económico para anunciarse.

Las consecuencias para la gran red social

Lo cierto es que el cierre de la red social sería algo extremo. Pero las restricciones para controlar el contenido que los usuarios ven es sus muros afectaran notablemente la red publicitaria que existe en Facebook. Aunque se trasfirieran a otras redes sociales tomaría cierto tiempo restablecer dicha red.

Un gran problema para la publicidad de las marcas quienes se verán con más dificultades para que vean sus publicaciones. Además, que han ocasionado un disgusto a muchos usuarios. Entre ellos, figuras mediáticas que están invitando a cerrar sus cuentas en la plataforma utilizando el #deletefacebook. El abandono de miles de usuarios si podría significar el cierre de la red social.

Un mal que ya intentaban corregir con el reciente algoritmo de Facebook

Con el nuevo algoritmo establecido ya se trataba de evitar que los usuarios vieran más noticias y publicidad en lugar de lo que sus contactos publican. Sin embargo, la situación de Facebook ya estaba cambiando, puesto que los usuarios son cada vez más pasivos. Y en lugar de publicar cosas prefieren compartir y darle like precisamente al contenido de marcas y noticias.

Con la nueva monetización que ha creado para los anunciantes de reducir las noticias y publicidad de los muros de los usuarios. Estos también terminen por abandonarla. Pues generar ahora el engagement que necesitan es mucho más difícil. Una medida de doble filo ya que la mayoría de los ingresos que recibe Facebook provienen precisamente de aquellos quienes pagan por publicitarse en la red.

En conclusión, además de que la reputación de la red social está en juego tras lo ocurrido con la subida al poder de Donald Trump. Las medidas que se están tomando para monetizar el contenido que se publicará en Facebook pone en una gran baja de miles de dólares en sus ganancias. Sólo nos queda esperar la postura que tomará la red social y si los usuarios se quedarán.

Imágenes: Cortesía de Pixabay

A %d blogueros les gusta esto: